19 octubre, 2011

SE ANUNCIA UN GRAN MILAGRO

Ante tantas malas noticias que nos bombardean cada día, corremos el riesgo de ignorar las señales del Reino que, emulando a González Faus, prefiero llamar “otro mundo posible”. Hoy, como hace 2000 años, estas señales son milagros que sólo ven los que abren los ojos a la esperanza. Los hay pequeños y cotidianos, mucho más discretos. Y los hay mayores y más notorios. Pues bien, hoy se anuncia un milagro de los grandes: la vacuna contra la malaria que desarrolla el investigador Pedro Alonso demuestra que reduce el riesgo en un 50% en 6.000 bebés.



Han tenido que pasar cuatro años para que se confirmaran las buenas noticias que se anunciaban en 2007: por primera vez, el mundo está a un paso de disponer de una vacuna eficaz contra la malaria, una inmunización que reduce en un 56% el riesgo de padecerla en los bebés de entre 5 y 17 meses, los más vulnerables a la patología, que se cobra cada año alrededor de 800.000 vidas, la mayoría de niños de África subsahariana.


La vacuna podría empezar a administrarse en 2015.


Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la serpiente. (Is 11.8)